Seguidores

lunes, 30 de abril de 2018

Brownie de chocolate y caramelo salado

Llevaba tiempo deseando hacer una receta así y aproveché una promesa a un amigo para ponerla en práctica de una vez.
Descubrí el caramelo salado en mi último viaje a Londres y quedé totalmente enamorada. Sabía de muchas recetas con caramelos salados y caramelos blandos de mantequilla, pero necesitaba esa salsita deslizándose por el jugoso bizcocho…en fin, que os dejo la receta porque vuelvo a salivar.

Ingredientes:
Para la salsa de caramelo salado:
·         200 gr de azúcar blanco
·         200 ml de nata para montar
·         4 cucharadas de agua
·         2 cucharadas de zumo de limón
·         60 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
·         1 cucharadita de postre de sal fina

Para el brownie
·         175 gr de chocolate fondant
·         180 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
·         3 huevos
·         Esencia de vainilla
·         225 gr de harina
·         250 gr de azúcar blanco
·         120 gr de chocolate blanco
·         Una cucharadita de levadura

Preparación
Empezamos con la salsa.
En un cazo ponemos el azúcar, el agua y el zumo de limón. Mezclamos bien y dejamos que empiece a burbujear a fuego alto.
Una vez comience a hervir bajamos el fuego, removemos una vez con una cuchara de madera y dejamos que tome ese color dorado y la textura del caramelo.
Una vez listo retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla y la sal y removemos sin parar hasta ligarlo todo bien.
Calentamos la nata 1 minuto en el microondas y la agregamos poco a poco mezclando bien. Calentamos al fuego unos dos minutos y dejamos reposar para que espese.
Vamos con el brownie.
Precalentamos el horno a 170º.
En un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos hasta doblar su volumen.
Mientras ponemos el chocolate fondant con la mantequilla a derretir en el microondas a golpes de 30 segundos.
Una vez fundido todo y mezclado vertemos a los huevos y seguimos batiendo bien.
Ponemos poco a poco la harina y la levadura tamizadas y una vez integrado todo ponemos el chocolate blanco troceado pequeñito.
Vertemos en un molde engrasado y con ayuda de una cuchara vamos poniendo en la mezcla unas 6 cucharadas de la salsa de caramelo. Lo mezclamos suavemente para que queden ondas.
Metemos al horno entre 30-35 minutos y pasado el tiempo pinchamos la masa para ver si está bien hecho.
Dejamos enfriar y servimos con el caramelo líquido y unas escamitas de sal.
Y a disfrutar!! Besitos!
Gema

Si queréis podéis seguirme a través de:

·         Facebook: Gema Dulce
·         Instagram: @dulces_placeres

No hay comentarios:

Publicar un comentario