Seguidores

jueves, 20 de febrero de 2014

Tarta invertida de mandarinas (Tatin de mandarinas)

Buenos días! Hoy os propongo una tarta diferente, una tarta invertida. Las había oído en muchas ocasiones, algunas con base de hojaldre, otras de bizcocho, incluso de galleta, pero nunca me decidía a hacerla (no llegaban a llamarme la atención lo suficiente), hasta que me invitaron hace muy poquito a un grupo de cocina en facebook, "Deja sitio para el reto" (donde he de decir que me han recibido con los brazos abiertos, son unos soles). Ellos hacen un reto mensual, y el de este mes es… el tatin! Así que aquí os dejo el mío (sacado del blog Tú eres elchef) para que me juzguéis!! (no seáis muy malos ^^)



Ingredientes:
Para las mandarinas confitadas:
·        170 ml de agua
·        40 ml de cointreau
·        200 gr de azúcar
·        5 mandarinas
Para el bizcocho:
·        225 gr de mantequilla derretida
·        245 gr de harina
·        100 gr de almendra molida
·        6 huevos
·        1 cucharadita de vainilla en polvo
·        330 gr de azúcar

Preparación
Primero preparamos las mandarinas.
En un cazo grandecito ponemos el agua, el licor, y el azúcar y lo llevamos a fuego fuerte hasta que hierva.
Mientras, pelamos las mandarinas y las cortamos en rodajitas no muy gruesas.
Cuando hierva el agua lo apartamos del fuego y ponemos las rodajas de mandarina. Volvemos a llevarlo al fuego pero esta vez suave unos 20 minutos.
Cuando pase el tiempo sacamos las mandarinas y reservamos el jarabe.
Vamos con la masa.
Precalentamos el horno a 150º.
En un bol ponemos los huevos y los batimos con el azúcar con ayuda de una varilla. Batiremos hasta doblar su volumen.
Añadimos la mantequilla derretida y seguimos batiendo.
En otro bol tamizamos y mezclamos la harina junto con la almendra molida. Cuando la tengamos, vamos añadiéndola poco a poco al bol de los huevos y con ayuda de una espátula (para que no pierda volumen) iremos mezclando poco a poco con movimientos envolventes.
Cogemos nuestro molde y en el fondo ponemos un círculo de papel de horno, que nos ayudará a que no se estropeen las mandarinas. Ponemos spray antiadherente (o envadurnamos con  mantequilla y espolvoreamos de harina) y disponemos las rodajas de mandarina en el fondo.
Vertemos la masa sobre ellas con cuidado y horneamos durante unos 45-50 minutos a 150º. OJO! Cada horno es un mundo, y mejor que nosotros no lo conoce nadie, así que pasado unos 25-30 minutos iremos comprobando que se hace, pinchando el interior con un palillo.
Cuando esté listo dejamos enfriar y con cuidado desmoldamos dándole la vuelta.
Vertemos un poco de jarabe por encima y el resto lo reservamos para el que quiera acompañar su porción con un poco más.
Y ya está listo nuestro tatin!! Queda super jugoso y con el jarabe le da un toque muy rico. Ahora a experimentar con otras frutas, jejeje. Besos ^^3
Gema

5 comentarios:

  1. Que maravilla Gema!!! A mi estas tartas me llaman mucho la atención y ese toque a mandarina!!!! Espectacular guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Es original hacerla de mandarinas. Yo la veo estupenda. Seguro que el reto de lo dan por bueno y con nota muy alta.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Que preciosidad de bizcocho Gemma!
    me encanta, con la inversion, la fruta queda preciosa coronando el pastel, queda mucho mas apetecible, seguroq eu esta riquisima y te ddan un 10 en tu primner reto! un besotre

    ResponderEliminar
  4. Vaya Gemma no había oído nunca lo de las tartas invertidas, todo un descubrimiento guapa!! desde luego que llama la atención, te ha quedado preciosa!! un besico

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!!!Suelo hacer la tatín de manzana, pero la versión de mandarina tiene que esta rica rica. Y te ha quedado súper bonita!!! Un besote
    Elena

    http://mrmlada.blogspot.com

    ResponderEliminar